Las Campañas al Desierto y defensa de la monumental empresa de Julio A. Roca – Por Kevin Keegan

Kevin Keegan

Nos tiene acostumbrados el poder político a ser el pregón de la historia argentina, de venir a señalar quiénes son los buenos y quiénes son los malos. Viene a fundar una especie de línea de revisionismo histórico con el objeto de moldear a su propia conveniencia y capricho, hechos que marcaron profundamente el curso de la historia argentina sin otro objeto que el del rédito político y el manejo de las pasiones de la “conciencia colectiva” que dicen representar. Existen sobrados ejemplos de ésta práctica, como la divulgación oficial respecto de la dictadura militar y la “Guerra contra la Subversión” llevada a cabo por las Fuerzas Armadas en contra de las “minorías” rebeldes extremistas, guerra que ahora se ocupan de negar y a la par exaltan la “gallardía” de sus patéticos y deplorables protagonistas, hoy apañados por el gobierno y premiados con onerosas indemnizaciones e importantes cargos públicos. (…)

El tema que se trata aquí corre exactamente la misma suerte y, a diferencia de los otros para nuestra desgracia, alcanza a una de las épocas más alejadas del presente pero no menos importante, donde no están ya entre nosotros los protagonistas para desmentir las fabricaciones inicuas de los desgraciados que mancillan su buen nombre y honor, pero que certeros y vigentes son los testimonios que nos han dejado, e indiscutibles las evidencias que demuestran sus hazañas. Es de fundamental importancia no olvidar que esta epopeya sirvió para conformar y consolidar de forma definitiva todo el territorio nacional, tal como lo conocemos hoy dejando de lado discusiones limítrofes menores que se dieron con posterioridad.

CLICK AQUÍ para leer el ensayo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*