Nuevo bono a 100 años, Argentina deberá esperar una año más para saber si es emergente – Por Franco Tealdi

Franco Tealdi
Área de Estudios Económicos
Fundación LIBRE

INFORME FINANCIERO PERIÓDICO DE LA FUNDACIÓN LIBRE

La semana que paso fue de las más agitadas en términos financieros en lo que va del año. El lunes, el ministro de finanzas Luis Caputo coloco en los mercados internacionales un bono con maturity (vencimiento) a 100 años por 2.750 millones de dólares, sorprendiendo a más de uno. La rendimiento del mismo se ubico en 7.91%, ya que el precio de colocación fue por debajo de la par (90.1 dólares cada 100 de valor nominal), y pagara un cupón de interés semestral del  7.215% anual.

Lo que el inversor debe mirar de este bono no es tanto la maturity sino la duration, que es la sensibilidad del precio del bono a los movimientos de la tasa de interés del mercado (yield). A mayor duration, mayor sensibilidad, tanto a la suba como a la baja, por eso se transforma en una opción interesante para aquellos inversores agresivos. Con una duration de 12.6, el Bonar 2117 es, obviamente, el bono más largo de la curva soberana. En un escenario hipotético de compresión de yields por parte del país, el bono tendría una alta apreciación de capital, como así también las pérdidas serian más que importantes en caso que el país aumente su riesgo o bien se tense el escenario internacional. Para dar un rápido ejemplo, si la yield del bono bajara a  7.215%, es decir, el precio del bono subiera a su valor de paridad, la potencial ganancia de capital seria nada menos que de un 11% en dólares, más el devengamiento del cupón, lo que estaríamos hablando de un rendimiento mayor al 18% en dólares.

Por otro lado, ese mismo día Banco Central enfrentaba una nueva licitación de Lebacs en donde debía renovar por un importe equivalente al 68 por ciento de la base monetaria. Para conseguir este objetivo, Federico Sturzenegger decidió mantener las tasas de corto plazo en 25,50%, y subió levemente las de plazos más largos. Para aquellos inversores conservadores, seguimos viendo atractivo en estos instrumentos, cuya tasa supera ampliamente la de colocaciones a plazo fijo y, al día de hoy, se encuentran por encima de la inflación anual esperada por el REM (21.6%). El resto de las tasas de corte se ubicaron en 25.25%, 24.75%, 24.35%, 24% y 23.75% para los plazos de 56, 91, 147, 210 y 273 días, respectivamente.

Finalmente se conoció el veredicto del MSCI, y el mismo fue negativo para las aspiraciones de Argentina de transformarse en mercado emergente este año. El cimbronazo se sintió fuerte en renta variable, y ligeramente en los bonos, cuyas bajas se sintieron sobre todo en los bonos largos nominados en dólares, cuyo subíndice bajo 0.46% medido en dicha moneda. En tanto, el dólar mayorista de referencia (BCRA) subió a $16.13, llegando a tocar máximos de $16.22 el día miércoles. A pesar de que se pueden resentir los flujos hacia activos Argentinos en el corto plazo, la decisión no impacta en el mediano plazo ya que Argentina conserva los mismos fundamentals y las variables que pueden afectarlos son otras.

Por último, con la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner confirmada, y en vísperas de las PASO, es de esperar un incremento en la volatilidad del mercado. Sería buena idea, para aquellos inversores conservadores, refugiarse en activos dolarizados como LETES y bonos cortos en dólares como el Bonar 2024 (AY24), cuyo rendimiento del 4.68% + devaluación y corta duration nos protegería de eventuales saltos en el tipo de cambio y las tasas de interés.

———————-

El objetivo del presente informe es brindar a su destinatario información general, y no constituye, de ningún modo, oferta, invitación o recomendación para la compra o venta de los títulos valores y/o de los instrumentos financieros mencionados en él.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*